Background Image

8 tips para mejorar tu consumo de aire

Claro está que a nadie le gusta ser el primero del grupo en dar la señal con el pulgar hacia arriba, por falta de aire. Si esto es un tema para ti, no te preocupes ya que el consumo de aire no es hereditario ni genético, hay técnicas y tips que pueden ayudarte a optimizar tu consumo de aire bajo el agua. Acá les dejamos una lista con 8 consejos que te pueden ayudar.

1.      No retengas el aire

Algunas personas creen que haciendo pequeñas apneas van a consumir menos aire, pero no es así. Por un lado no estas ahorrando aire y por otro, es peligroso.  Después de una apnea las personas suelen hiperventilar por lo que se estará usando el aire “que ahorró” y por otro lado, al retener la respiración, esto puede causar un aumento en la cantidad de dióxido de carbono en los pulmones.

2.      Prolonga tu respiración

El secreto acá está en tomar aire como normalmente lo haces (aproximadamente por dos segundos) y al exhalar, hazlo de manera muy lenta, en no menos de seis de segundos. De esta manera le estarás dando una mejor ventilación a tu pulmón, eliminando efectivamente el exceso de dióxido de carbono y además, habrás duplicado el tiempo del ciclo respiratorio, el cual normalmente – en superficie – es de dos segundos.

3.      Economiza tus movimientos

Evita los movimientos bruscos e innecesarios. Piensa que cada vez que te mueves, necesitas gastar energía, y eso se traduce en aire. Cuando puedas, usa a favor las corrientes, dejándote llevar por ellas, y en vez de usar excesiva cantidad de aire en tu chaleco, usa los pulmones como control de flotabilidad. Conéctate con tu cuerpo y el agua. Sé cómo un pez. En ningún caso uses tus manos para nadar, olvídate de ellas, dejándolas cruzadas sobre tu pecho o tomadas junto a tu abdomen. Y cuando patees, evita los movimientos rápidos, sino que más bien hazlo lentamente y sin pausas.

4.      Evita generar resistencia al agua

Trata de mantener en posición horizontal, ya que de esta forma le estarás ejerciendo menos resistencia al agua lo que se traducirá en menor esfuerzo para desplazarte. También debes tener cuidado con tus mangueras, procura que ninguna esté suelta ya que además de ser peligroso, generan mayor resistencia.

5.      Usa protección térmica adecuada

En Chile las aguas no son templadas, más bien son frías, por ende es necesario contar con una protección térmica adecuada (traje, botines, capucha). Al sentir frio, aumentara tu consumo de energía y aire, ya que tu cuerpo de alguna forma necesitará compensar esa falta de calor.  Por eso mantén especial atención a mantener tu espalda, torso y sobretodo, cabeza bien abrigada, ya que por ahí perdemos el 40% de nuestro calor.

6.      Utiliza las aletas adecuadas

Es importante que tus aletas sean adecuadas a tu tamaño y fuerza. Evita las aletas excesivamente duras, las cuales al final, te requerirán mayor esfuerzo.

7.      Repara las pequeñas fugas

Debes tener especial precaución con hasta las más pequeñas fugas, ya que además de que pierdas aire, esto puede ser causa de un problema más serio. Incluso una pequeña corriente de burbujas de un O-ring.  Pídale a tu compañero de buceo que te chequee por detrás para estar seguro. Otro problema es una máscara que no sella bien, tienes que constantemente soplando aire para limpiar el agua. Esto es una fuente de estrés, que innecesariamente eleva tu ritmo respiratorio y, por lo tanto, reduce la eficiencia de tu respiración.

8.      Relájate

Llega temprano al centro, descansa la noche anterior, come bien e hidrátate. El stress y cansancio con grandes consumidores de aire. Trata de no andar apurada, más bien haz todo lo posible para estar relajado y tranquilo y así puedas disfrutar al máximo de tu buceo y de tu aire.

El enlace para restablecer contraseña será enviado a tu email.