Background Image

Noruega aumenta el límite en el número de ballenas que los cazadores pueden sacrificar

Fuente: Independent https://www.independent.co.uk

El país eleva la cuota anual en un 28 por ciento a 1,278.

Noruega ha anunciado que aumentará  el número de ballenas que podrán sacrificar los cazadores,a pesar de una moratoria internacional sobre la práctica.

El país ha aumentado su cuota anual a 1,278, un 28% más, a pesar de que los balleneros mataron a solo 432 el año pasado, menos de la mitad de los 999 permitidos.

La medida es un intento por reactivar una industria que no ha cumplido con las cuotas de Oslo durante años y ha visto una reducción en el número de barcos balleneros de 350 a solo 11 en los últimos 70 años.

«Espero que los porcentajes  de cuota y la acumulación de zonas de captación proporcionen un buen punto de partida para una buena temporada de pesca para la industria ballenera», dijo Per Sandberg, Ministro de Pesca de Noruega.

Noruega e Islandia son los únicos países del mundo que permiten públicamente la caza de ballenas. Japón también mata a los mamíferos gigantes, pero oficialmente lo hace para la investigación científica a pesar de que gran parte de la carne se vende como alimento.

«Noruega tiene una industria ballenera viable, a pesar de los subsidios cero, y Japón es el único mercado fuera de Noruega», agregó Sandberg, según Norway Today. «Eso es impresionante. Quiero asegurarme de que la caza de ballenas siga viva.

«La carne de ballena sabe bien y es buena para la salud».

Noruega se considera exenta de una moratoria internacional de 1986 sobre la caza de ballenas después de que objetara formalmente la medida. El país escandinavo reanudó la caza de las ballenas minke en 1993, pero ha visto una disminución constante en los números muertos en los últimos años.

Los cazadores argumentan que el calentamiento global está causando que las ballenas busquen aguas más frías más lejos de Noruega, lo que dificulta su captura. También dicen que los altos precios del combustible están teniendo un impacto.

Los activistas de los derechos de los animales sugieren que la falta de personas que desean comer carne de ballena es la causa del declive.

En septiembre, el Parlamento Europeo instó a Noruega, que no forma parte de la Unión Europea, a detener la caza de ballenas y dijo que la UE «debe garantizar que no haya carne de ballena en sus puertos».

El enlace para restablecer contraseña será enviado a tu email.