Background Image

“Los Plástico”, la travesía de un grupo de surfistas a Juan Fernández que les enseñó acerca de la vida en comunidad y el amor por la Tierra

Cinco surfistas de talla internacional se aventuraron en un viaje a Alejandro Selkirk, la isla menos explorada del Archipiélago de Juan Fernández con el objetivo de encontrar grandes olas para correr. Sin embargo, lo que encontraron trascendió al deporte y se convirtió en una profunda experiencia. de conexión con la comunidad y la naturaleza. Este viaje quedó registrado en el documental producido por la marca de ropa outdoor Patagonia, “Los Plástico”.

Alejandro Selkirk, ubicada a 400 millas de las costas de Chile, es la isla menos explorada del Archipiélago de Juan Fernández. Con poco más de 50 habitantes temporales y una generosa flora y fauna nativa, esta isla parece guardar el secreto de la felicidad: una virtuosa convivencia entre la comunidad y la Tierra. Este escenario, tan lejano al rápido mundo que se conoce en el continente, fue el que recibió al grupo de surfistas conformado por Léa Brassy, Kohl Christensen, Ramón Navarro, Patricio Mekis y Alejandro Compte: “Los plástico”.

Fue en 1966 cuando los habitantes de Selkirk asignaron este apodo a los extranjeros que llegaban a la isla, debido a que los visitantes traían consigo los primeros artículos de plástico que se registraron en el lugar. Desde ese momento, todos los foráneos que se asoman a la isla son denominados de esa manera, denominación que además da nombre al documental, dirigido por Patricio Mekis y Angel Marín, producido por Patagonia, que recoge el viaje de estos cinco surfistas.

El surf fue la excusa para llegar a Selkirk. La travesía consistía en correr olas gigantes nunca antes encontradas, una motivación que encendió el alma aventurera de estos deportistas. Sin embargo, al llegar allá el surf pasó a segundo plano. Las ancestrales enseñanzas de conexión, protección y equilibrada convivencia entre la comunidad y la naturaleza impactaron a los visitantes y los hicieron reflexionar en cuanto al verdadero sentido de habitar la Tierra.

“Finalmente, navegar por la gran ola no era el tesoro que debíamos encontrar. Teníamos que descubrir que una comunidad puede cambiar su propio destino reuniéndose y protegiendo lo que es más valioso para su bienestar y sostenibilidad”, declaró Lea Brassy al dejar el lugar.

Y es que Selkirk tiene una tradición de armonía con el medioambiente. Los habitantes conforman una comunidad donde el compartir es el sustento principal, una forma de cuidarse uno a otros. No sólo eso, la pesca de Langosta es su principal fuente de ingreso, pero lo hacen de una manera sustentable y amable. Hace más de 120 años que establecieron una talla mínima de extracción, sólo trabajan con lanchas artesanales, manejan sus vedas y son líderes mundiales en pesca sustentable. De hecho, la pesca de Selkirk es la única de Sudamérica que cuenta con certificación del Marine Stewardship Council, una etiqueta ecológica que asegura una extracción bien administrada y ambientalmente sostenible. Hechos como estos, son los que ha llevado a esta comunidad a impulsar proyectos como la gran Área Marina Protegida de Juan Fernández y Desventuradas, que suman más de 800.000 km2.

Pero no sólo eso, los habitantes de la isla consumen sólo lo que necesitan para vivir y le devuelven cuidado, protección y mantenimiento. Recogen bayas silvestres para hacer mermeladas, consumen animales depredadores de su flora y fauna nativa, pero lo hacen con respeto y gratitud hacia la naturaleza.

Una forma de vida que marcó para siempre a “Los Plástico” que llegaron sus tablas para correr grandes olas, pero que se llevaron mucho más que recuerdos en el mar. “Yo ya había estado en Selkirk y quise que mis amigos y surfistas conocieran un poco más de la generosa dinámica que se da con la comunidad costera del lugar. Fue una experiencia que valió la pena registrar para mostrar una forma de vida totalmente distinta a la que conocemos”, señaló Patricio Mekis, director del documental.

Los surfistas no sólo pasaron días buscando olas, compartiendo y aprendiendo de la comunidad, sino también ayudando a los habitantes a limpiar las playas del plástico que acarrea la marea. Una relación de desinteresada retroalimentación y aprendizaje, reflejada en un documental cuyo estreno se realizará el jueves 4 de julio a las 20:00 horas El Ruco Surf Shop (Alianza 1746, Vitacura,
Santiago). Tras ello, el filme iniciará una gira por Chile, Norteamérica y Europa. Para conocer las fechas de “Los Plástico”, los lugares donde se presentará e inscribirse para los distintos estrenos, revisa este link.

Una historia que muestra una forma de vida muy distinta a la que se desarrolla hoy en día y que demuestra que es posible vivir con respeto hacia la tierra. “Me pregunto por qué hemos ido tan rápido en nuestro mundo, por qué ya no escribimos cartas de amor a mano, por qué ya no peleamos por lo que realmente importa: amor y naturaleza”, finalizó Léa Brassy.

El enlace para restablecer contraseña será enviado a tu email.