Background Image

Chile aprueba Ley que Regula Plásticos de Un Solo Uso

Fuente: Plastic Oceans Chile

Santiago, Chile, 20 de Mayo, 2021 – Plastic Oceans International anuncia hoy la aprobación de una nueva legislación en Chile que implementará regulaciones para reducir en gran medida los desechos plásticos de un solo uso en todo el país. Aunque es solo una formalidad, el proyecto de ley pasará ahora a manos del Presidente de Chile para ser firmado, momento en el que se convertirá en ley.

El voto unánime se produce como resultado de una colaboración entre Oceana Chile y Plastic Oceans Chile, quienes en 2019 publicaron un informe para educar a los legisladores sobre la contaminación plástica, las regulaciones legislativas existentes en todo el mundo y ofrecieron sugerencias sobre cómo regular mejor los plásticos de un solo uso en Chile.

El objetivo principal del proyecto es proteger el medio ambiente y disminuir la generación de residuos plásticos, mediante la limitación en la entrega de productos de un solo uso en establecimientos de expendio de alimentos, el fomento a la reutilización, la certificación de los plásticos de un solo uso, y la regulación de las botellas plásticas desechables.

“¡Después de más de dos años de trabajo, podemos celebrar una gran victoria para el medio ambiente!” dice Mark Minneboo, director ejecutivo de Plastic Oceans Chile. “Creo firmemente que esta Ley es ambiciosa pero al mismo tiempo realista para Chile en cuanto a generación de residuos y capacidades técnicas para hacer estos cambios”. Minneboo agrega “Se está acabando el tiempo para poder revertir el daño que los plásticos están causando al medio ambiente. Tenemos que parar el flujo de plástico hacia el océano y la generación de residuos en su origen. Esta Ley se encargue de una parte importante de esa contaminación.”

Bombillas plásticas

La ley se enfoca en productos plásticos que no se reciben en el reciclaje, muchas veces están contaminados con alimentos y además son plásticos pequeños que por su volumen no son interesantes para su valorización comercial. Son platos, vasos, bombillas, cubiertos, envases para el transporte de comida preparada, sachets, revolvedores y más.

Adicionalmente la Ley exigirá una certificación para plásticos compostables, para evitar que éstos, sin una regulación adecuada, terminen reemplazando a los plásticos normales en los vertederos y el medioambiente, comportándose de la misma forma, y sin biodegradarse efectivamente.

Otro elemento interesante del proyecto es sobre la educación y la información que se debe entregar al consumidor. Los comercializadores de bebestibles deberán sensibilizar a los consumidores sobre la importancia de la retornabilidad de la botella. Además el Ministerio del Medio Ambiente promoverá e implementará programas de educación ambiental. Para los plásticos certificados se exige que sean fácilmente distinguibles del resto de los plásticos (mediante un ecoetiquetado se espera), entregando información clara al consumidor.

Por último el proyecto establece la incorporación de material reciclado en botellas desechables y ofrecer en todo establecimiento alternativas retornables.

Desde Oceana, destacaron que “se trata de una de las regulaciones más innovadoras y estrictas del mundo en la materia, ya que se hace cargo de los plásticos de un solo uso, lo cuales son los desechos más encontrados en las playas de Chile y el mundo”, afirmó su Directora de la Campaña de Contaminación Marina, Javiera Calisto. “Se está regulando aquellos plásticos que no necesitamos y por otro lado se incentiva la reutilización y la disminución de desechos en general”, agregó.

Los tiempos de la implementación del proyecto son 6 meses, donde se prohibirá la entrega de plumavit y algunos plásticos de un solo uso (bombillas, revolvedores, cubiertos -tenedor, cuchara y cuchillo- y palillos) y en 3 años se aplicará la regulación total de la ley.

Otro elemento interesante del proyecto es sobre la educación y la información que se debe entregar al consumidor. Los comercializadores de bebestibles deberán sensibilizar a los consumidores sobre la importancia de la retornabilidad de la botella. Además el Ministerio del Medio Ambiente promoverá e implementará programas de educación ambiental. Para los plásticos certificados se exige que sean fácilmente distinguibles del resto de los plásticos (mediante un ecoetiquetado se espera), entregando información clara al consumidor.

Se destaca que ​cualquier persona podrá denunciar el incumplimiento de las obligaciones establecidas en esta ley. Dando una corresponsabilidad sobre la buena implementación de este proyecto a los ciudadanos y las Municipalidades. La participación activa de la ciudadanía en el cuidado del medio ambiente va desde la elección de productos alternativos al plástico y también de la fiscalización.

Minneboo agrega: “Estimamos que esta Ley generará una reducción de más de 23.000 toneladas de residuos plásticos anuales en Chile, y será un buen complemento para la Ley REP y la hoja de Ruta hacia una economía circular. Esperamos que el proyecto sirva como ejemplo para otros países en la región y el mundo para hacerse cargo del creciente problema de los residuos plásticos, y a su vez regular sus alternativas y promover la reutilización.”

A través de la promoción, el activismo, la educación y la ciencia, Plastic Oceans International y Oceana Chile continuarán trabajando diligentemente para que esta transición nacional sea exitosa. Para obtener más información sobre plásticos de un solo uso, visite PlasticOceans.org y Oceana Chile.

Informe de Plasticos de Un Solo Uso (2021) descárgala AQUI

Más información sobre el reporte inicial (2019) pincha AQUÍ

El enlace para restablecer contraseña será enviado a tu email.